lunes, 18 de diciembre de 2017

El infierno en las venas

Escucha en mi cabeza: se ahogan las sirenas.
Cáncer, tinta negra escupen mis pulmones.


El infierno en las venas.
“Deja de besar gente si no quedan corazones.”

Vomitaría mi alma, pero ha muerto entre llanto
 Escuchaste y bailaste sus últimos latidos.
Al final yo quería darte tanto
Y tú habías huido con reflejos felinos.

El infierno en las venas.
Mis manos vacías y tu cama llena. 



Nisov 




jueves, 26 de octubre de 2017

Doble 1

Antes volaba y en el suelo veo cielo, veo muerte
ahí arriba, mientras la suerte me abandona.
Doble uno en dados cargados.
En mis dedos una reina, en los tuyos full de ases.
Me juego la mano izquierda, perdiendo el corazón.
Todo o nada,
bolsillos vacíos,
alma podrida.
Escupo en vasos llenos de monedas oxidadas.
Me equivoco repartiendo cartas marcadas
y apuesto hasta a la forma del humo en tu boca:
Yo digo anillos y tú haces rosas.


Nisov

martes, 23 de mayo de 2017

El viento mecánico

Un paso más, adelante, atravesando las vías.
Llegará. Dentro de unos minutos
el viento mecánico
me arrastrará. Volveré al polvo, arcilla rota.

Entre mis dientes,
nacerán,
los últimos rayos de Sol,
mientras Dios, arriba,
confunde el polvo de mis huesos
con cocaína pura.


Nisov

sábado, 19 de noviembre de 2016

Desconocida

Te observo desde un banco.
Me preocupas: 
siempre vas acelerada.

Atardecer.
De tus labios brota el humo
de ese último cigarro.
Tu piel lleva demasiados tatuajes.
Tal vez cubren esas heridas del pasado...
Sobre tu melena desteñida
cielos rojos perforados,
atravesados por el negro de tus uñas.

Nos veremos
una vez que vuelvan a abrirse
las puertas del tren.


Nisov

jueves, 17 de noviembre de 2016

Vacío

A veces necesitamos huir
buscando escapar.
Esperamos encontrar un silencio
que no sea una luz rota.

Existimos.
Respiramos.
Nos asfixiamos entre la posibilidad y el vacío:
Miro más allá y no veo nada.

Creo que me he convertido en Réquiem.



Nisov

martes, 25 de octubre de 2016

Aleluya




Quiero ver tu cuerpo retorcerse como zarzas
mientras tu boca explota en mariposas.
Tu piel es un campo verde, fértil,
rasgado por el arado de mis uñas.

Sediento bebo de ti,
empapado,
en las lagunas de tus ojos sacudidos por la Luna.

Tus labios,
tintos en rosas aplastadas
tiñen mi cuello y mi boca.
Sabes a salvación y pecado.
De mi alma brota un aleluya casi afónico.

Nisov

martes, 18 de octubre de 2016

Amapolas

Cada vez que cierro los ojos 
y toco tu piel
noto crecer flores, amapolas.

Daría mi vida por no volver a estar lejos de ti,

por encontrar palabras para tu sonrisa y tu mirada. 

Ojalá besarte ahora,

que cuides de mi alma, como la última vez

Cae la noche y tu ropa.

Me pregunto 
cómo voy a alejarme de ti:

Eres el único alimento de mis huesos. 



Nisov